jueves, 19 de febrero de 2009

¿POR QUE LE AMAS?



En un devocional con estudiantes del Instituto Bíblico, se meditaba en la vida de Cristo sobre la siguiente interrogante ¿Porqué le amas?  
Muchos respondieron, le amo porque me salvó, otros dijeron le amo porque me sanó de una enfermedad terminal, alguien más dijo: le amo porque él me amó primero, pero al final una jovencita dijo: le amo porque sobre mí había pena de muerte y ya estaba la sentencia dictada, estaba condenada para siempre, pero Cristo murió en mi lugar y ahora soy declarada inocente y ya no hay más condenación, he sido justificada, porque Cristo pagó el precio y eso me mueve a amarle y a servirle. 

A Cristo no se le ama por interés, a él se le ama incondicionalmente, y merece que vivamos a la altura de su sacrificio  que llevó a cabo en la cruz del calvario.
Todos los días debemos dar gracias a Dios Padre por enviar a su Hijo a pagar el precio.  
Un escritor o escritora española del siglo XVI describió a la perfección ¡por qué amaba a Cristo!
 Este soneto lo leí en la Universidad, cuando estabamos estudiando la poesía mística y ascética, y aunque todavía no era cristiana, ya que estaba en mi lamentable etapa de rebeldía, me tocó mi corazón :
Soneto a Cristo crucificado
Anónimo español - Siglo XVI

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

¡Tú me mueves, Señor!  Muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme ver tu cuerpo tan herido;
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muévenme en fin, tu amor, y en tal manera
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

¡te amamos Jesucristo! te amamos. 

con amor para tí y para mí.

4 comentarios:

ARAUNAPEKA dijo...

Hermoso poema, y hermoso artículo. Es un buen punto el pensar por qué amamos a Dios, que nos mueve, cuál es la motivación, debemos hacernos esa pregunta, y despejar todo egoismo de nuestras vidas.
Mi saludo y mi aprecio, Muchas bendiciones, feliz de venir hasta aqui para verle.

Luisa Loida Torres Quintanilla dijo...

gracias, que amable amada hermana, la verdad que es lindo pensar cuales son nuestras motivaciones en relación de por qué amamos a Cristo. y que bello que su amor trasciende hasta la eternidad.
gracias por visitarme Que el Señor le siga usando en su ministerio. saludos a su familia. atentamente Luisa Loida

El Peregrino dijo...

Hola, has publicado la que creo que es mi poesía favorita, no solo por lo hermoso, sino por lo que expresa, esa pasión por Jesús que tanto necesitamos...

Bonito blog. Saludos

Nesia Pires dijo...

Hola preciosa....
muy preioso su blog,voy seguilo.e inito a visitar o meu http://sogrita.blogspot.com
besitos.