martes, 21 de julio de 2009

AGUILAS O GALLINAS...

13Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. [1] Filipenses 4

37porque nada hay imposible para Dios. [2] Lucas 1

Era una vez un campesino que fue al bosque cercano a atrapar algún pájaro con el fin de tenerlo cautivo en su casa. Consiguió atrapar un aguilucho. Lo colocó junto a las gallinas y creció como una gallina.

Después de cinco años, ese hombre recibió en su casa la visita de un naturalista. Al pasar por el jardín, dice el naturalista: “Ese pájaro que está ahí, no es una gallina. Es un águila.”

“De hecho”, dijo el hombre. “Es un águila. Pero yo la crié como gallina. Ya no es un águila. Es una gallina como las otras.

“No, respondió el naturalista”. Ella es y será siempre un águila. Pues tiene el corazón de un águila. Este corazón la hará un día volar a las alturas”.

“No, insistió el campesino. Ya se volvió gallina y jamás volará como águila”.

Entonces, decidieron, hacer una prueba. El naturalista tomó al águila, la elevó muy alto y, desafiándola, dijo: “Ya que de hecho eres un águila, tú perteneces al cielo y no a la tierra, ¡abre tus alas y vuela!”

El águila se quedó, fija sobre el brazo extendido del naturalista. Miraba distraídamente a su alrededor. Vio a las gallinas allá abajo, comiendo granos. Y saltó junto a ellas.

El campesino comentó. “Yo lo dije, ella se transformo en una simple gallina”.

“No”, insistió de nuevo el naturalista, “Es un águila”. Y un águila, siempre será un águila. Vamos a experimentar nuevamente mañana.

Al día siguiente, al naturalista subió con el águila al techo de la casa. Le susurró: “Águila, ya que tú eres un águila, abre tus alas y vuela!”.

Pero cuando el águila vio allá abajo a las gallinas picoteando el suelo, saltó y fue a parar junto a ellas.

El campesino sonrió y volvió a decir: “Ya le había dicho, se volvió gallina”.

“No”, respondió firmemente el naturalista. “Es águila y poseerá siempre un corazón de águila. Vamos a experimentar por última vez. Mañana la haré volar”.

Al día siguiente, el naturalista y el campesino se levantaron muy temprano. Tomaron el águila, la llevaron hasta lo alto de una montaña. El sol estaba saliendo y doraba los picos de las montañas.

El naturalista levantó el águila hacia lo alto y le ordenó: “Águila, ya que tú eres un águila, ya que tu perteneces al cielo y no a la tierra, abre tus alas y vuela”.

El águila miró alrededor. Temblaba, como si experimentara su nueva vida, pero no voló. Entonces, el naturalista la agarró firmemente en dirección al sol, de suerte que sus ojos se pudiesen llenar de claridad y conseguir las dimensiones del vasto horizonte.

Fue cuando ella abrió sus potentes alas. Se erguió soberana sobre sí misma. Y comenzó a volar a volar hacia lo alto y a volar cada vez más a las alturas. Voló. Y nunca más volvió

Linda historia ¿verdad?-

Dios nuestro Padre a cada uno nos hizo con un propósito y nos repartió dones, talentos, habilidades y destrezas, para que dispusiéramos de ellos para su servicio y para el beneficio de nuestro propio desarrollo personal.

Pero lamentablemente así como nacemos como piezas originales, morimos como simples imitaciones y antes que ese día llegue, se vive una vida vacía, rutinaria, con esquemas negativos que jamás nos motivaron a volar más allá del horizonte. En El Salvador hay un dicho, que dice: “DONDE VA VICENTE VA TODA LA GENTE” este simple dicho ha condicionado a muchos que actúan con ruedas, es decir, guiados por otros. La cultura nos absorbe tanto que olvidamos que no somos gente común. Cristo nos hizo más que vencedores, pero así como el águila al intentar hacerla volar, ella no veía hacía arriba, ella miraba hacia abajo, donde estaban las gallinas, picoteando los escasos granos que les habían arrojado. Su corazón era de águila pero con mentalidad de gallina.

Por qué conformarse con las migajas, si Dios nos ha bendecido en todo y quiere que remontemos junto con él, vuelo.

En Efesios dice: 3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado”, [3]

La Biblia en el Salmo 103 dice: “El que te corona de favores y misericordias;

5 El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila .[4]

Dios nos corona de favores y misericordias, pero la mentalidad de gallina, nos estropea tal bendición.

No porque la mayoría actúe de X manera, eso no significa que tengan razón o que tengan la verdad.

El mundo actúa de acuerdo a sus valores que son relativos, los cristianos debemos actuar de acuerdo a los principios que son eternos y verdaderos.

Un Cristiano que actúa conforme a la Palabra de Dios es un águila y experimentará los dones de Dios en su vida.

La Palabra dice que nada hay imposible para Dios y que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. Solo basando nuestra vida en estas dos verdades, haremos proezas si las creemos, y eso porque el Vencedor habita en nuestro corazón.

Dejemos de actuar como gallinas y emprendamos vuelo en el nombre de Cristo. Somos águilas.

Es momento de no conformarse con las migajas que el mundo y la cultura de valores dan, es el momento de vivir de acuerdo a las grandes bendiciones que Dios nos ofrece; por medio de su Hijo Jesucristo.

Cambia tus esquemas y vive conforme a la Palabra.

Marca la diferencia y actúa como campeón o campeona de altura.

Con amor para ti y para mí



[1]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[2]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[3]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[4]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

1 comentario:

Pr. Natanael S. Pinto dijo...

Graça e paz seja sobre tua vida, familia, ministerio e finanças. Muito obrigado pela confiaça de esta indicando o nosso ministerio em vosso blog. Parabéns pelo trabalho, pelas mensagens e pelo perfil. Tenha uma otima semana abençoada por Deus.