jueves, 13 de agosto de 2009

UN LÁPIZ EN LAS MANOS DE DIOS



15El Señor le dijo:
—Ve, porque instrumento escogido me es este para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, de reyes y de los hijos de Israel, 16porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.[1] Hechos 9: 15
Un lápiz, cuanta utilidad nos da, con él podemos escribir numerosas obras de arte, dibujar preciosos cuadros, escribir y borrar cuando nos equivocamos, los mejores paisajes del mundo han sido dibujados por un simple lápiz que en la manos del artista ya no es simple, es toda una herramienta, capaz de reescribir la historia triste de una novela por un final feliz. Pero debe tener una afilada punta para que haga los mejores trazos, líneas y bocetos; y para que tenga esa punta afilada y lista para escribir, debe pagar un precio y es que cada vez, se le debe sacar punta y eso significa un desgaste, y cuando ese lápiz esté tan pequeño que casi no pueda ser sostenido en las manos del artista o escritor, y entonces tenga que ser reemplazado por otro nuevo, éste sabrá que valió la pena el precio que pagó, por que ahora aunque esté tan gastado, sus aportes y legados perduraran por siempre, y puede ser que al visualizar un lindo cuadro, no se sepa la marca y el color del lápiz que el artista utilizó, pero reconocerán que alguien pagó el precio para que otros disfruten de la obra maestra. Y sabrán que el artista utilizó un instrumento para diseñar su obra.
Tú y yo debemos ser como ese lápiz, pidámosles al artista y diseñador que nos sostenga en sus manos y que nos saque punta todas las veces que quiera. Escribamos los mejores finales y los mejores paisajes que deleitarán la vida de generaciones, recuerda no importa si otros saben quién fue el instrumento, lo que cuenta es que alguien se dispuso en la manos de Dios.
Dejemos que Dios nos saque punta.



CON AMOR PARA TI Y PARA MI…

[1]Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

2 comentarios:

Angel Luis González dijo...

Tremendo!

soberano._ dijo...

Muy buen consejo,Fiel !!!
Aprendamos a disponernos a ser como esos làpices ùtiles en MANOS del CREADOR DIVINO.
ÈL,solo ÈL, sabra hacer los trazos necesarios y sacarnos punta, cuando estemos desgastados.
E'VERO!!! Buenisimo como siempre.
Tu hermanita y amiga ,que te ama en EL SEÑOR!
Laura...con amor para tì tmb.