domingo, 6 de septiembre de 2009

¿POR QUÉ DAS COCES DE AHOGADO?


SALMO “40:1 Pacientemente esperé a Jehová,
Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.
40:2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;
Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.
40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.
Verán esto muchos, y temerán,
Y confiarán en Jehová.
40:4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza…”

CIERTO HOMBRE CAYÓ EN AGUAS PROFUNDAS, LOS QUE VIERON EL INCIDENTE, GRITARON: HOMBRE AL AGUA Y DECÍAN: UN GUARDAVIDAS POR FAVOR, HOMBRE AHOGÁNDOSE, APARECÍO AL INSTANTE UNO Y SÓLO VEÍA LA ESCENA, Y NO SE LANZABA EN SU AYUDA. TODOS LE SEÑALABAN SÁLVELO, ¡QUE NO VE QUE SE AHOGA! APRESÚRESE. Y EL GUARDAVIDA NO HACÍA NADA. TODOS PARECIÁN DESESPERADOS Y CREIAN QUE EL HOMBRE SE AHOGARÍA. POR FIN EL GUARDAVIDAS SE LANZÓ Y PUDO FELIZMENTE RESCATAR AL HOMBRE.

ALGUNAS PERSONAS EN LUGAR DE AGRADECER AL SALVAVIDAS POR LO QUE HABÍA HECHO. LE RECLAMABAN, LLAMÁNDOLE INCLUSO IRRESPONSABLE, Y MUCHAS COSAS MÁS. MUY ECUÁNIME EL GUARDAVIDAS DEJÓ QUE LE DIJERAN TODO LO QUE QUISIERAN. Y AL FIN CUANDO LOS ÁNIMOS DE LOS ESPECTADORES ESTABAN CALMADOS DIJO:

SI HUBIERA SALTADO AL AGUA CUANDO ESTE HOMBRE ACABABA DE CAER, HUBIÉRAMOS SIDO DOS LOS AHOGADOS, YA QUE USTEDES VIERON COMO SE AGITABA, DABA MANOTAZOS Y HACÍA TODO LO QUE PODÍA PARA SALVARSE, SI EN ESE MOMENTO HUBIESE LLEGADO A SU RESCATE, ME HUBIERA HUNDIDO JUNTO CON ÉL, YA QUE NO ESTABA QUIETO. ASI QUE ESPERÉ A QUE SUS FUERZAS SE LE ACABARAN Y CUANDO YA PARECÍA QUE ERA EL FIN, ENTONCES ACUDÍ Y CON FACILIDAD LO RESCATÉ. Y COMO VEN AQUÍ ESTAMOS LOS DOS A SALVO.

CADA SER HUMANO ES COMO ESE HOMBRE QUE CAYÓ AL AGUA, CUANDO NOS VEMOS EN SITUACIONES DIFÍCILES, EN LUGAR DE DEJAR QUE DIOS ACTUÉ, EMPEZAMOS A USAR NUESTRA PROPIA FUERZA, NUESTROS PROPIOS MEDIOS PARA SALIR DE LA SITUACIÓN DIFÍCIL, SIN DARNOS CUENTA, QUE MÁS NOS HUNDIMOS.

LA MADRE CUANDO VE QUE SUS HIJOS YA NO LE OBEDECEN, ACUDE EN SUS FUERZAS A TRATAR DE HACER QUE ESOS CHICOS ENDERECEN SUS PASOS Y CUANDO NO LO LOGRA SE FRUSTRA. CUANDO UN MATRIMONIO ESTÁ A PUNTO DE DISOLVERSE, SE ACUDE AL ALCOHOL, A LOS GOLPES, GRITOS, AL LLANTO PARA TRATAR DE SOLUCIONAR LAS COSAS. SI ALGUIEN ESTÁ EN BANCARROTA FINANCIERA, ACUDE A PRÉSTAMOS PARA CUBRIR LOS HUECOS QUE TIENE, Y REALMENTE LO QUE ESTÁ HACIENDO ES ABRIR UN HUECO AUN MÁS GRANDE. CADA UNO DA PATADAS DE AHOGADO PARA RESOLVER LAS COSAS. DIOS SOLO OBSERVA ESPERANDO QUE LAS FUERZAS SE ACABEN Y ANHELA ESCUCHAR ¡AYÚDAME DIOS MIO! Y ENTONCES SOLO ENTONCES ACUDIRÁ A NUESTRA AYUDA.

EL SER HUMANO NO ES AUTOSUFICIENTE, ES DEPENDIENTE Y NECESITADO DE DIOS. ¿POR QUE IGNORAR SU AYUDA? ¿POR QUÉ NO ACUDIMOS A ÉL?

SU NÚMERO TELEFÓNICO ES: JEREMÍAS 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

YA NO TE AGITES EN EL AGUA, TRATANDO DE RESOLVER LOS PROBLEMAS, ES HORA QUE CONFIES EN DIOS Y BUSQUES SU AYUDA.

27:1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?
27:2 Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.
27:3 Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.

SALMO 27

¡DEJA DE DAR COCES DE AHOGADO!

QUEDATE QUIETO O QUIETA, DIOS VA EN TU AYUDA...

CON AMOR PARA TI Y PARA MI…

1 comentario:

Angel Luis González dijo...

Que hermosa reflexión Dios le bendiga mucho.Hermana le invito a visitar el nuevo blog que estoy trabajando:http://jesusylaprofecia.blogspot.com/