miércoles, 1 de abril de 2009

"UNA EXPERIENCIA QUE HA IMPACTADO MI VIDA"

 He recorrido  mis pensamientos en el automóvil del recuerdo, tratando de encontrar  una experiencia que haya impactado mi vida, y la verdad he hecho varias estaciones, comenzando  con mi infancia para recordar experiencias significativas y sí  las he encontrado, pero no contienen el perfil de impacto, algunas de ellas son jocosas y despertaron en mí la curiosidad, otras son tristes pero con un final feliz, pero tampoco llegan a la categoría de impacto, creo que muchas de mis experiencias han marcado mi vida, y además mi cuerpo, ya que en muchas ocasiones tratando de cumplir con mis obligaciones de niña, corrí para ser puntual, pero creo que el equilibrio falló cayendo abatida en el suelo, dicha experiencia impactó pero mis rodillas. 

He llegado a la estación de la adolescencia, y he encontrado muchas experiencias, relacionadas con mis estudios, mis amistades, mis complejos y mi familia, talvez la más impactante fue cuando gradué de bachiller y obtuve el primer lugar  y pude ver el rostro de mi madre brillar de felicidad por el triunfo de su primogénita, o cuando ingresé a la Universidad y fui acreedora de una beca, esto me dio esperanza y satisfacción, en verdad que sí.    Sigo con el recorrido y ahora me detengo en mi vida de estudiante universitaria, con mis pantalones jeans, camisetas sport y mi mochila alpina Mike Mike y con mis tratados  comunistas tratando de cambiar mi país desde una perspectiva izquierdista, creyéndome  la Che Guevara salvadoreña o la Rigoberta Menchú, pero la verdad, esto no dio satisfacción a mi vida, mas que vacío e infelicidad, inconformidad y odio, resentimiento con el sistema, y a pesar de creer que tenía una conciencia social muy comprometida con las masas, no puede decirse que eso fue una época que dejó huellas impactantes en mi vida, más sin embargo   hurgando en la caja de los recuerdos si encuentro una experiencia impactante en mi vida. Todos los seres humanos que no tienen una dependencia de Dios, se abaten en su egoísmo, pecado y problemas, y tratan de suplir para sus necesidades emocionales, físicas y espirituales alicientes de acuerdo a su estilo de vida independiente de Dios.  Llega un momento en que se toca fondo y es cuando el ser humano acude de inmediato a la droga, el alcoholismo, las relaciones ilícitas y hasta el ateismo entre tantos escapes más que, se convierten en atajos que en apariencia llevan a la solución, pero la verdad que esos atajos; conducen más a la destrucción y hasta a la muerte.

Ahora, volviendo a la experiencia impactante y que ha dejado una huella impresionante en mi corazón, fue cuando, llegué al fondo  del abismo y cuando consideré que todo estaba perdido, apareció el Pastor de pastores y me tendió sus brazos amoroso y tiernos, me cargó  y me sacó del pozo profundo en que me encontraba, y como dijo el salmista, "me sacó del lodo cenagozo, puso mis pies sobre peña y me dió un cántico nuevo"

Hay una alabanza que resume esta experiencia impactante en mi vida: " Que lindo es mi Cristo, ¡cuán grande es su amor!  Estaba perdida él vino y me halló, con sus tiernas manos él me acarició, tomome en sus brazos y allí me arrulló, ¡Que dulces caricias! las del Salvador, caricias que llenan, mi alma de amor, su voz me asegura, conmigo él está, está para siempre, por la eternidad..."

Esta experiencia aún sigue haciendo impacto en mi vida, y solo espero estar frente a mi Salvador para besar sus pies, buscar su mirada dulce y tierna, tomar sus manos y acariciar sus cabellos.    

Jamás nadie me ha dado tanto amor y cuidado como mi Salvador.  

TE AMO JESÚS MI SALVADOR Y REDENTOR

Con amor para tí y para mí...

1 comentario:

Ricardo dijo...

Uma bela historia. gracias por la partilhar. xxx :)