domingo, 14 de junio de 2009

¿SABES PORQUÉ PEDRO NEGÓ A JESÚS?


Lucas 22
" 31Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. 33El le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte. 34Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantará hoy antes que tú niegues tres veces que me conoces.

54Y prendiéndole, le llevaron, y le condujeron a casa del sumo sacerdote. Y Pedro le seguía de lejos. 55Y habiendo ellos encendido fuego en medio del patio, se sentaron alrededor; y Pedro se sentó también entre ellos. 56Pero una criada, al verle sentado al fuego, se fijó en él, y dijo: También éste estaba con él. 57Pero él lo negó, diciendo: Mujer, no lo conozco. 58Un poco después, viéndole otro, dijo: Tú también eres de ellos. Y Pedro dijo: Hombre, no lo soy. 59Como una hora después, otro afirmaba, diciendo: Verdaderamente también éste estaba con él, porque es galileo. 60Y Pedro dijo: Hombre, no sé lo que dices. Y en seguida, mientras él todavía hablaba, el gallo cantó. 61Entonces, vuelto el Señor, miró a Pedro; y Pedro se acordó de la palabra del Señor, que le había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces. 62Y Pedro, saliendo fuera, lloró amargamente."


Hay un dicho famoso que dice que "EL QUE JUEGA CON FUEGO SE QUEMA". Y así lamentablemente muchos han salido quemados de gravedad y otros son hasta calcinados, por jugar al héroe y confiar en su propio potencial más que en la Poderosa mano de Dios. Pedro fue uno de ellos, jugó al héroe y al final resultó ser la víctima y salió muy lastimado. Por ello en esta oportunidad quiero meditar en las razones que condujeron a Pedro negar a Jesús:

1. Exceso de autoconfianza. Jesucristo en el versículo 31 del capítulo 22 de Lucas, le dijo a Pedro que Satanás le había pedido para zarandearle como a trigo, pero también le dice que ha rogado, ha intercedido por él para que su fe no falle. Pero Pedro gozaba de un exceso de autoconfianza y le responde: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte.

¿cuántos de nosotros gozamos de éste problema? El exceso de autoconfianza te aparta de la protección divina. David en el Salmo 23: 6 dijo: "El bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida". Que gran privilegio nos da Dios, hasta nos provee guardaespaldas; pero al confiar en nuestras propias capacidades y fuerzas, le atamos la mano a Dios y no puede actuar. Y de esta forma se está negando la grandeza de Dios en nuestras vidas.

2. La segunda razón que llevó a Pedro a Negar a Jesús es que le siguió de lejos. 54b
¡Qué problema! muchos hoy en día seguimos a Cristo pero de lejos, a la distancia, nos da temor que nos descubran que somos cristianos, somos de la secreta y nos exponemos al peligro ya que seguir de lejos a Jesús acarrea las siguientes consecuencias:

a. De lejos ya no se oye la voz de Cristo, sino el murmurar de la gente. Ya no impera la Palabra de Dios en el corazón de la persona, sino los comentarios y análisis vagos de la gente común y sin Cristo, y esto trae enfriamiento y desgano por las cosas divinas y gusto por lo del mundo.
Caso contrario seguir de cerca a Cristo, abre los oidos espirituales y se puede oir clara su voz.
b. Seguir de lejos a Cristo hace que se pierda la VISION, Hay un típico ejemplo en la Palabra en el Libro de Jueces, de un líder que jugó con la unción y la consecuencia fue desastrosa, para este juez de nombre Sansón. Todos sabemos que sus ojos fueron extraídos y con ello no sólo perdió la visión física, estaba también perdiendo la visión espiritual,
¡Cuidado! seguir de lejos a Jesús hace que se deje de oir su voz y que se pierda la visión del reino de los cielos. y esto es Negarse a oir su voz y negarse a obedecer su Palabra.

3.La tercera razón que llevó a Pedro a negar a Jesús es que estuvo sentado con las personas incorrectas, en el lugar incorrecto y permaneció demasiado tiempo, exponiendose a cualquier situación:

¿Cuántos hoy en día se exponen a similar situación? sabes los problemas que acarrea el estar con las personas incorrectas, llámesele a éstas inconversos o medias tintas, la verdad que se exponen a dejar La Verdad por la mentira del mundo, ¿Cuántos hombres y mujeres están con la persona incorrecta, jugando al héroe y al amante, teniendo dos hagares, pensando que tienen controlada la situación?
Joven ¿porqué olvidas los principios de la Palabra de Dios que te han inculcado de pequeño en el seno de tu hogar y en la iglesia? Los estás cambiando por un plato de lentejas y te estás dejando arrastrar por las corrientes de este mundo.
Hermano y hermana ¿porque niegas a Cristo con tu conducta ambivalente? Porqué si el mundo pregunta ¿eres cristiano? como Pedro dices: NO LO CONOZCO, en lugar de decir si soy cristiano gracias a Dios.

Pedro permeneció, más tiempo del que Dios le había dado para que huyera del lugar, y al final no pudo evitar negar a Jesús.

No esperes a que el gallo te cante, huye como gacela del peligro, ya no estés atentando contra tu vida, y todo por no aprovechar la oportunidad que Cristo te da de huir del pecado. ¡Es el momento vamos corre!
caso contrario te pasará como Pedro:"saliendo fuera, lloró amargamente."

Porqué esperar a llorar amargamente, pudiendo evitar la pena y el dolor. En este momento está la oportunidad, arréglate con Dios.

sabes me encanta el final de la historia de Pedro, y el Evangelio de Juan es el único que lo narra en el capítulo 21:
15Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos. 16Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.



¡Que bello! Cuando nos volvemos a Él no sólo nos perdona; sino que nos devuelve su confianza puesta en nosotros y nos da comisión, sabiendo que le somos útiles a pesar de haberle negado con anterioridad.

Cristo ahora te pregunta ¿me amas? ¿me amas? ¿me amas? con ese amor ágape, pero si no lo tenemos se conforma en preguntar como lo hizo con Pedro ¿ me amas con ese amor fileo?

Tú decides como sigues a Jesús de cerca o de lejos, Tú decides si confías en Él o en tus conocimientos y habilidades. Tú decides permanecer con Él o con las personas incorrectas.

Ahora ya sabes porqué Pedro negó a Jesús. Y sabes el final de la historia, es tu decisión emularla o desecharla.
Dios te bendiga.

CON AMOR PARA TÍ Y PARA MÍ...


Bibliografía:
Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.



2 comentarios:

ARAUNAPEKA dijo...

Que mensaje mas tremendo nos has traido LUisa, Una palabra que nos enseña mucho, y nos pone en alerta de no cometer los errores que otros ya pasaron. Me gusta como Dios dispuso su palabra, no omitió los pasajes incomodos, sino más bien, dejó que fuesen expuestos para que nosotros tuviesemos cuidado.
Una gran lección.
Que tengas una hermosa semana, muchas Bendiciones

Claus Morales dijo...

graxx hna por su esfuerzo en preparar el estudiio
bendicioness

saluditozz
la invito a mi bodablog!!
jeje
tkm amiga saluditozzz
la princezz
chao BeSitozzz